Ya no necesito que me salven he crecido
Cuando doy es porque así lo elijo
sin esperar nada a cambio
No deseo que me llenen los vacíos
Mis locuras y mis miedos se sientan en mi mesa
y a veces lloran conmigo
He aprendido a estar sola
sin morirme de frío
Ya no espero halagos
no me hacen sucumbir tus reproches
no me crean culpa los vampiros
ni discentir con sobradoras voces
No le escapo a mi sombra
que a veces se muestra desquiciada
se que es mi maestra
y me agudiza la mirada.
Se lo que necesito, se donde a veces caigo
puedo hacer lo que guste sin sentir que me delato
viajo liviana en la coherencia de sentir lo que pienso
y traducirlo en estas letras
Ya no me salgo de mi sendero
Me siento completa.

Autora: Alejandra Baldrich

Deja tu Comentario

Comentarios