¿Te has hartado ya lo suficiente de sufrir?

Entonces estarás buscando la salida.

Probablemente esa búsqueda te llevará al camino espiritual.

Cuando hayas recorrido ese camino durante un largo tiempo, te darás cuenta de que no existe ningún lugar donde puedas encontrar la felicidad.

Porque la felicidad eres TÚ.

La felicidad es este precioso instante que está ocurriendo ahora mismo.

Estabas buscando en algo ajeno, lo que te pertenece por derecho propio.

Siempre fue así. Aunque has tenido que recorrer un largo camino para darte cuenta… para pararte y mirar.

Y verás lo ridículamente simple que es.

Te reirás de ti mismo y del mundo, pero también nacerá un profunda compasión por tanto sufrimiento innecesario.

Y nacerá el anhelo natural de ayudar a otros a recorrer el mismo camino… de darte a ti mismo… de dar amor.

El amor que eres, el amor que somos.

Y a eso entregarás tu vida.

¿Se te ocurre algo mejor que puedas hacer con tu vida que ponerla al servicio del Amor?

Deja tu Comentario

Comentarios