Cuando dejas en paz a la vida, comienzas a darte cuenta que la vida está ocurriendo de manera espontanea; no depende de ti.

El deseo de mantener a tu propia vida bajo control, viene de una profunda falta de confianza a aquello que te ha creado, de una profunda falta de confianza a la inteligencia de la vida.

A eso se le llama miedo. Miedo a la vida.

Y de esa profunda falta de confianza… de ese profundo miedo a la vida, nace el sufrimiento.

En el momento en que empiezas a permitir que sea la vida la que te viva y no al revés, todo sufrimiento, solamente relacionado con el significado personal que le estás atribuyendo a los acontecimientos, comienza a desvanecerse.

La liberación es solo eso.

Es permitir por completo que la vida haga su trabajo. Liberarla de significados y confiar….

Es dejar a tu vida completamente en LIBERTAD.

Sígueme en mi página en Facebook: https://www.facebook.com/hugolega

Deja tu Comentario

Comentarios